(832) 422-7133

info@redrema.org

5621 N FWY 

HOUSTON TX 77076

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon

@2018 Red Ministerial Apostólica REMA 

Conócenos

Visión

Ser una Red de Ministros Competentes del Nuevo Pacto comprometidos para proclamar el evangelio de la Gracia  a fin de expresar y extender el Reino de Dios en la tierra.

Misión

Equipar y capacitar a los ministros para ser más efectivos en sus llamados, con el propósito de edificar y multiplicar iglesias apostólicas conforme al propósito, diseño, orden y gobierno de Dios.

Objetivos

  • Restaurar el diseño, doctrina y gobierno apostólico en las diferentes congregaciones y ministerios unidos a la Red,  a fin de provocar una reforma bajo el Evangelio de la Gracia y la Verdad Presente establecida en el Nuevo Pacto.

 

  • Enlazar y unir  los diferentes dones ministeriales para una colaboración mutua, respetando y valorando las distintas gracias y medidas de fe que operan en cada uno según el llamado divino.

 

  • Ministrar a las diferentes necesidades de los miembros unidos a esta visión apostólica, para crear una mayor y mejor efectividad en nuestras responsabilidades de familia, ministerio y sociedad.

 

  • Apoyar en la capacitación, desarrollo y avance de los ministros y congregaciones, para edificar Casas Apostólicas que por medio de relaciones respetuosas y  recursos disponibles en el Cuerpo de Cristo alcancen mejores resultados en el cumplimiento de su llamamiento en el propósito eterno de Dios.

Nuestra Historia 

  

Esta Red nace por guianza de Dios en el corazón del Apóstol Basilio Patiño quien durante los últimos doce años ha recibido una comisión divina para unir y afirmar a distintos ministerios que desean encontrar un espacio y ambiente donde ministros con una misma visión pueden unirse, apoyarse mutuamente, encontrar alguien a quien rendir cuentas sin sentirse controlado ni intimidado, establecer relaciones respetuosas y confiables, hallar recursos ministeriales para su avance y desarrollo.
 
Mi esposa María Esther y yo tuvimos el privilegio de nacer en un hogar cristiano y durante toda nuestra vida hemos estado involucrados en las diferentes dinámicas de la Iglesia local, tenemos 36 años de ministerio activo y servimos durante 22 años a una denominación internacional ocupando cargos ejecutivos, también hemos ministrado y convivido con ministros de distintas vertientes teológicas y organizaciones cristianas en 36 países del mundo, lo cual nos ha permitido conocer las virtudes y defectos de cada uno, teniendo así un panorama amplio del espectro eclesiástico y elementos reales de juicio para evaluar y redefinir la labor ministerial y papel de la Iglesia según el Modelo Neotestamentrario.
 
Durante un largo tiempo de estar ministrando en distintos lugares de Iberoamérica, me he encontrado con muchos ministros que se sienten desprotegidos, desubicados y desorientados de la labor que realizan en su contexto, otros tienen diferentes limitaciones en la estructura que sirven por el sistema de creencias, gobierno y visión que allí se maneja,  otros se ven desafiados porque saben que Dios les está inquietando para avanzar a un próximo nivel y no saben como ellos y las congregaciones puedan encontrar libertad, identidad y crecimiento integral, otros se encuentran decepcionados y lastimados por autoridades abusivas, desengañados por relaciones y tratos desleales en el circulo que conocen, otros caminan independientes y solitarios sin encontrar un mentor y formador genuino para su vida, estas y muchas razones más nos han impulsado para crear a REMA, para que junto a otros ministerios identificados con esta visión y propósito podamos ser una alternativa ministerial ante esta necesidad.
 
En los últimos quince años del ministerio hemos sido enseñados, entrenados, dirigidos, y apoyados por diferentes ministros apostólicos que han contribuido al conocimiento y experiencia de esta asignación divina, igualmente nos hemos vinculado a tres Redes Apostólicas donde hemos compartido distintas experiencias positivas y negativas en las cuales hemos sido enriquecidos para la formación y función de este llamamiento divino. Igualmente en estos ámbitos hemos sido reconocidos y afirmados por varios Presbiterios Apostólicos  quienes han orado y comisionado para el cumplimiento de esta noble tarea.
 
Durante este recorrido ministerial, Dios de manera soberana nos ha conectado y unido con diferentes ministerios que han reconocido nuestra autoridad y dirección apostólica, y con quienes después de un proceso de mutuo conocimiento hemos confirmando el compromiso de recibir nuestra cobertura y apoyo ministerial, el cual actualmente desarrollamos desde Houston TX como nuestra sede y base apostólica con el apoyo de iglesias locales.